Menú

Laboratorio

Después de la donación, la sangre se somete a una serie de exámenes:

  • Determinación del grupo sanguíneo: ABO y Rh, se realiza para asegurar que la sangre será compatible con la del enfermo que la reciba.
  • Determinación de anticuerpos antieritrocitarios: con esta prueba se intentan descartar problemas de incompatibilidades inmunológicas en el momento de la transfusión.
  • Estudios para detectar la presencia de los virus que pueden ser transmitidos por la sangre, entre los que destacan por su gravedad:
    • el virus que produce l'hepatitis B,
    • el virus que produce l'hepatitis C
    • el virus que produce el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana (SIDA).

También se estudian otras enfermedades como la sífilis, Chagas o virus HTLV I/II, estas dos últimas se estudian en donantes procedentes de zonas endémicas de dichas enfermedades.

El resultado de las analíticas se envía por correo a todos los donantes de sangre.