Menú

Martes, 30 de abril de 2013

La FBSTIB en el Parlamento

El conseller de Salud, Martí Sansaloni, ha destacado hoy en el Parlament que los hospitales de Baleares, públicos o privados, no tuvieron que suspender en 2012 ninguna operación por falta de sangre, que no tuvo que ser enviada desde la Península gracias a los donantes de las islas.

Sansaloni ha resaltado con ocasión de la sesión plenaria el trabajo realizado por la Fundación Banco de Sangre y Tejidos de les Illes Balears (FBSTIB) y los datos que logró en 2012 para hacer frente a las necesidades de sangre en el archipiélago.

La FBSTIB registró en 2012 un total de 40.054 donaciones de sangre de 25.697 donantes, de los que 4.356 donantes era la primera vez que daban su sangre. Del total de donaciones, 3.697 donaciones fueron  por aféresis.

En 2012 se organizaron 1.706 campañas de donación en 217 puntos distintos de las islas.  Los objetivos de esta fundación en 2012, ha explicado el conseller, fueron conseguir las donaciones necesarias para atender siempre las necesidades de la sanidad balear sin recurrir a la ayuda de otras comunidades autónomas; la eficiencia y el ahorro en las formas de convocar y promocionar la donación; y aumentar el número de donaciones de aféresis.

Por islas, en Mallorca se realizaron 32.007 donaciones de sangre, incluyendo las donaciones por aféresis y solo en Palma se registraron 2.682 nuevos donantes. En Menorca se realizaron 3.901 donaciones y 4.146 en las Pitiüsas.

En cuanto a las donaciones por aféresis, en 2012 se realizaron un 7 % más de este tipo de donación; en total, 3.697 donaciones frente a las 3.451 realizadas de 2011.

Las donaciones por aféresis son las donaciones de uno o varios componentes sanguíneos (glóbulos rojos, plasma y/o plaquetas) por separado. Durante el procedimiento, que dura entre 45 y 60 minutos, la sangre se separa por centrifugación en sus distintos componentes según su densidad.

Con ocasión de una pregunta de control al Govern, la diputada del PP balear María José Bauzá ha concretado hoy que en Baleares se precisan cada día unas 200 donaciones de sangre para atender la demanda de centros públicos y privados.

La FBSTIB ha conseguido en los últimos cubrir las necesidades transfusión en Baleares y se ha logrado ajustar las campañas de donación con las necesidades de los hospitales.

A lo largo del 2012, la media de unidades diarias disponibles ha sido de alrededor del millar.

La sangre es necesaria, ha recordado Bauzá, para atender las operaciones, los accidentes de tráficos, los tratamientos contra el cáncer, los trasplantes y otras enfermedades.

A día de hoy, ha recordado, la sangre no se puede fabricar y solo es posible conseguirla mediante las donaciones de los ciudadanos.

Otras noticias relacionadas

  • Lunes, 26 de junio de 2017

    Reconocimiento a las donantes de leche materna

  • Martes, 20 de junio de 2017

    El alcalde de Palma visita la Fundación Banco de Sangre y Tejidos